Posted by on 3 febrero, 2017

Procesos teóricos y desarrollo de videojuegos: la extraña pareja

“Agaporni Games nace en el corazón de la academia y no rehuye de su naturaleza puramente comercial”. Para nosotros, esta aseveración conlleva implícita una ideología respecto al desarrollo de videojuegos, objetivable, sobre todo, en su relación con los procesos teóricos surgidos alrededor de este dispositivo inteligente. Expongamos claramente el argumento: en nuestra intensa relación con los game studies, especialmente con la vertiente copada por aquellos estudiosos proclamados como ludólogos, en raras excepciones nos hemos encontrado con una teoría sustentada sobre videojuegos comerciales jugados por la mayoría de los lectores.

Dissident, ejemplo de desarrollo de videojuegos en la universidad

Dissident, ejemplo de desarrollo de videojuegos en la universidad

Al contrario, los procesos teóricos establecidos por estos autores se erigen sobre videojuegos invisibles, juegos asteroide que en nada ayudan al establecimiento de una teoría del videojuego cercana y útil para la mayoría de los interesados en el medio. Más bien fomentan una avariciosa endogamia epistemológica al reverberar ideas sólo decodificables por el autor y una exigua cohorte académica con la que éste normalmente comparte centro investigador, pasillo e incluso despacho. Dicho de otro modo, una teoría videolúdica emancipada de los videojuegos mainstream no es mejor, tampoco más seria o más rigurosa, que otra urdida a juegos comerciales. ¿Se imaginan una teoría del cine cimentada sólo en filmes visionados exclusivamente por críticos?

Nuestro Dissident no disimula su naturaleza puramente comercial pero tampoco esconde que ha sido un laboratorio de pruebas, nuestro particular “Aperture Laboratories” en el que jugar con diferentes mecánicas o indagar en las posibilidades reales de guionizar la experiencia lúdica, aventuras teórico-académicas que consumieron mucho tiempo y esfuerzo de nuestro proyecto. Estamos en disposición de afirmar que la teoría del videojuego ha estado muy presente en el desarrollo de Dissident: Survival Runner, un juego sin mayor pretensión que la diversión, y que de él emanará, más allá de su posible éxito en los mercados digitales, toda una literatura científica en la que estamos trabajando. Será el fruto de nuestra experiencia, una experiencia inteligible para todos.

Professor of the Faculty of Communication at the University of Seville.

Share This:

¡Prueba Dissident: Survival Runner gratis en Android!